Patris Corde

Sello del Vaticano que está en todos los documentos emitidos por la Santa Sede.

La Carta Apostólica del Papa Francisco, Patris Corde, escrita con motivo del 150º aniversario de la declaración de San José como Patrono de la Iglesia Universal. En ella, el Santo Padre comparte con nosotros algunas reflexiones personales sobre la paternidad de José, su ternura, su valentía y su obediencia silenciosa, que nos ayuda a recordar que «todos los que están aparentemente ocultos o en “segunda línea” tienen un protagonismo sin igual en la historia de la salvación».

 

«Muchas veces ocurren hechos en nuestra vida cuyo significado no entendemos. Nuestra primera reacción es a menudo de decepción y rebelión. José deja de lado sus razonamientos para dar paso a lo que acontece y, por más misterioso que le parezca, lo acoge, asume la responsabilidad y se reconcilia con su propia historia».

«Dios siempre logra salvar lo que es importante, con la condición de que tengamos la misma valentía creativa del carpintero de Nazaret, que sabía transformar un problema en una oportunidad, anteponiendo siempre la confianza en la Providencia. Si a veces pareciera que Dios no nos ayuda, no significa que nos haya abandonado, sino que confía en nosotros, en lo que podemos planear, inventar, encontrar».

Puede descargarse el documento completo pinchando aquí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad