Tablón de Noticias

Madrid, en la Pascua de Resurrección de 2020

Queridos amigos:

Teniéndolos siempre presentes en nuestras oraciones, confiamos, y así lo pedimos, que usted y su familia se encuentren bien de salud y también de ánimo.

Con la confianza puesta en las palabras del Señor y con todo nuestro afecto queremos desearles una santa Pascua y compartir con ustedes la alegría y la esperanza que nacen de ella. A Cristo Resucitado, Señor de la vida, encomendamos tantos difuntos y enfermos, de manera particular a sus familiares y amigos.

Algunos de ustedes, llenos de cariño, se han interesado por la situación de los Siervos de Jesús. Varios de nuestros sacerdotes han cogido el virus. Uno de ellos es nuestro querido P. Francisco Javier Almanza, nuestro Superior General, quien todavía sigue en tratamiento. Les rogamos que por favor, no dejen de rezar por él y por todos.

Por otro lado, la verdad es que no hemos dejado de trabajar y aprovechar este momento inesperado para hacer de una manera nueva las cosas que Dios nos concede realizar. Con confianza nos permitimos hacerles llegar algunas iniciativas que en este tiempo de confinamiento estamos realizando, con la intención de agradecer al Cielo su gracia y de avivar en todos la esperanza.

Suspendidas las actividades externas, las comunidades mantienen con constancia y originalidad sus apostolados y misiones propias, como la Pastoral Universitaria (Honduras y España), la formación de laicos, algunos Ejercicios Espirituales o las sesiones de Escuela Maior (Fundación Maior).

Las nueve parroquias bajo la responsabilidad de los Siervos de Jesús, incluso las más pobres en recursos, mantienen – gracias a los medios digitales y a la telefonía – una oferta importante de pastoral: retrasmisión de celebraciones, momentos de oración y adoración, charlas formativas, dirección espiritual, etc. Incluso algunas de ellas ofrecen significativos servicios como compra de alimentos para imposibilitados, reparto de comida, donaciones a pobres, atención en cementerios, cuidado pastoral y celebraciones a comunidades contemplativas, por mencionar algunos.

Nuestros dos centros educativos, el Instituto Miguel de Cervantes de Puebla, Méjico, y el Centro Educativo Inmaculada Concepción de Olanchito, Honduras, continúan todas sus clases de manera telemática. Un esfuerzo grande y con mucho fruto, realizado con escasos y sencillos medios.
El Noviciado en Otura, Granada, mantiene su ritmo de estudio, trabajo y formación espiritual; sólo ha suprimido los apostolados de caridad que regularmente se hacen a ancianos y pobres.

Para intensificar nuestra acción de gracias a Dios, que nos ha permitido desplegar la “creatividad del amor” de la que nos habla el Papa Francisco, citamos cinco ejemplos edificantes: Manualidades de los pasos de Semana Santa hecho por los niños de la parroquia

  • En Tegucigalpa el P. Eugenio Aldana imparte una lectio divina sobre el evangelio de San Juan que muchas personas han seguido, también desde otros países.
  • En Olanchito, Honduras, incluso las aldeas alejadas pueden recibir atención y formación gracias a la radio parroquial, Radio San Jorge, y a los programas producidos y emitidos en nuestra TV María.
  • En Madrid varios estudiantes no han dejado de servir a sus compañeros de universidad con clases virtuales de guitarra.
  • En la parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago el Menor, en Madrid, ha tenido lugar para los niños un simpático Concurso de manualidades sobre Pasos de procesiones.
  • En la parroquia San Pablo Apóstol, en Chihuahua, Méjico, se ofreció una celebración virtual de la Pascua, donde los oficios más relevantes de la Semana Santa se retransmitieron por Facebook y YouTube y se explicaron catequéticamente para adolescentes y jóvenes.

Estamos convencidos que de esta inédita situación saldremos purificados y reforzados en nuestra fe. Como decía el Papa Francisco en su mensaje con ocasión de la bendición “Urbi et Orbi”, abrazar esta Cruz de la pandemia «es animarse a motivar espacios donde todos puedan sentirse convocados y permitir nuevas formas de hospitalidad, de fraternidad y de solidaridad… Abrazar al Señor para abrazar la esperanza. Esta es la fuerza de la fe, que libera del miedo y da esperanza».Cuenten con nuestras oraciones. Nosotros seguimos contando con las suyas y con su afecto e inestimable apoyo, hoy más necesario que nunca.

Feliz Pascua a todos y que Dios les bendiga.

Siervos de Jesús.

Para ayudas y donativos pinche aquí.

 

Apunta en tu agenda *

– El 30 de mayo celebraremos la Vigilia de Pentecostés en la Residencia de MM. Trinitarias: Marqués de Urquijo 18, Madrid.

– Del 26 de junio al 5 de julio tendremos el Curso Fe y Cultura para universitarios. Las Vacaciones para universitarios serán del 17 al 26 de julio.

* Si la Providencia lo permite.